Notice: A non well formed numeric value encountered in /home/qikely/public_html/wp-content/plugins/shortcode-cleaner/includes/Module/Cleaner.php on line 380

Notice: A non well formed numeric value encountered in /home/qikely/public_html/wp-content/plugins/shortcode-cleaner/includes/Module/Cleaner.php on line 380

Notice: A non well formed numeric value encountered in /home/qikely/public_html/wp-content/plugins/shortcode-cleaner/includes/Module/Cleaner.php on line 380

Notice: A non well formed numeric value encountered in /home/qikely/public_html/wp-content/plugins/shortcode-cleaner/includes/Module/Cleaner.php on line 380

Notice: Trying to get property of non-object in /home/qikely/public_html/wp-content/plugins/wordpress-seo/frontend/schema/class-schema-utils.php on line 26

Notice: Trying to get property of non-object in /home/qikely/public_html/wp-content/plugins/wordpress-seo/frontend/schema/class-schema-utils.php on line 26

Notice: Trying to get property of non-object in /home/qikely/public_html/wp-content/plugins/wordpress-seo/frontend/schema/class-schema-person.php on line 152

Cual es la diferencia entre Sacarosa, Fructosa y Glucosa

La sacarosa, la glucosa y la fructosa son tres tipos de azúcar que contienen la misma cantidad de calorías gramo por gramo.

Todos se encuentran naturalmente en frutas, verduras, productos lácteos y granos, pero también se agregan a muchos alimentos procesados.

La sacarosa es el nombre científico del azúcar de mesa. Es un disacárido que consiste en 50% de glucosa y 50% de fructosa. Es un carbohidrato natural que se encuentra en muchas frutas, verduras y granos, pero también se agrega a muchos alimentos procesados.

La glucosa es un azúcar simple o monosacárido. Es la fuente de energía basada en carbohidratos preferida de tu cuerpo. Los monosacáridos están formados por una sola unidad de azúcar y, por lo tanto, no se pueden descomponer en compuestos más simples. Son los componentes básicos de los carbohidratos.

La fructosa, o «azúcar de fruta», es un monosacárido. Se encuentra naturalmente en frutas, miel, agave y la mayoría de los tubérculos. Además, se agrega comúnmente a los alimentos procesados en forma de jarabe de maíz alto en fructosa. De los tres azúcares, la fructosa tiene el sabor más dulce pero menos impacto en el azúcar en la sangre.

Absorción y uso de la Glucosa

La glucosa se absorbe directamente a través del revestimiento del intestino delgado en el torrente sanguíneo, y se envía a las células. Aumenta el azúcar en la sangre más rápidamente que otros azúcares, lo que estimula la liberación de insulina. La insulina es necesaria para que la glucosa ingrese a las células. Una vez dentro de las células, la glucosa se usa inmediatamente para crear energía o se convierte en glucógeno para almacenarla en los músculos o el hígado para su uso futuro. Tu cuerpo controla estrictamente sus niveles de azúcar en la sangre. Cuando bajan demasiado, el glucógeno se descompone en glucosa y se libera en la sangre para usarlo como fuente de energía.

Absorción y uso de Fructosa

La fructosa se absorbe directamente en el torrente sanguíneo desde el intestino delgado. Aumenta los niveles de azúcar en la sangre gradualmente que la glucosa y no parece afectar inmediatamente los niveles de insulina. Sin embargo, a pesar de que la fructosa no eleva el azúcar en la sangre de inmediato, puede tener más efectos negativos a largo plazo.

Tu hígado tiene que convertir la fructosa en glucosa antes de que su cuerpo pueda usarla para obtener energía. Si comes más fructosa de la que tu hígado puede manejar, el exceso se convierte en colesterol y triglicéridos. Esto puede tener efectos negativos para la salud, como obesidad, enfermedad del hígado graso y colesterol alto.

Absorción y uso de Sacarosa

Como la sacarosa es un disacárido, debe descomponerse antes de que tu cuerpo pueda usarla. Las enzimas en la boca descomponen parcialmente la sacarosa en glucosa y fructosa, y el ácido en el estómago la descompone aún más. Sin embargo, la mayoría de la digestión del azúcar ocurre en el intestino delgado.

La enzima sacarasa, que se produce por el revestimiento del intestino delgado, divide la sacarosa en glucosa y fructosa. Luego se absorben en el torrente sanguíneo. La presencia de glucosa aumenta la cantidad de fructosa que se absorbe y también estimula la liberación de insulina. Esto significa que se usa más fructosa para crear grasa, en comparación con cuando este tipo de azúcar se come solo.

Por lo tanto, comer fructosa y glucosa juntos puede dañar tu salud más que comerlos por separado. Esto puede explicar por qué los azúcares agregados, como el jarabe de maíz alto en fructosa, están relacionados con varios problemas de salud.

0

Tu carrito